El País - Lunes, 1 de octubre de 2001

Hallada muerta una ex ministra de Colombia
secuestrada por guerrilleros

Consuelo Araujo fue capturada hace una semana por las FARC

EFE. Bogotá.

La ex ministra colombiana de Cultura Consuelo Araujo Noguera, que se encontraba secuestrada por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fue hallada muerta ayer en las montañas del norte de Colombia, según informaron las Fuerzas Armadas de este país.

La ex ministra fue secuestrada el pasado lunes junto a una veintena de personas que fueron puestas en libertad poco después.

Araujo, casada con el fiscal general de Colombia, llevaba puesto un uniforme de combate cuando fue asesinada, y su cadáver se encontraba en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, en el norte del país, zona adonde fue llevada la ex ministra tras ser secuestrada por guerrilleros del Frente 59 de las FARC.

Los guerrilleros suelen vestir a sus secuestrados con ropas de camuflaje para hacer menos visibles los traslados a través de la selva. Su cadáver presentaba dos disparos en la cabeza, que, según testigos, parecían hechos a corta distancia.

El asesinato ha provocado la conmoción en la sociedad y la clase política colombianas, y ha sido calificado como un 'duro golpe' para el proceso de paz tanto por el Gobierno como por todas las fuerzas políticas colombianas.

De acuerdo con las primeras informaciones, el cadáver de la ex ministra fue hallado por las tropas del Ejército que perseguían al citado Frente 59 de las FARC en la zona.

Entre las primeras reacciones a este hecho se encuentran las del presidente del Congreso colombiano, Guillermo Gaviria, para quien este asesinato constata la necesidad de 'un cambio urgente' en el proceso de paz que el Gobierno lleva a cabo con la principal guerrilla del país desde finales de 1998.

Para el candidato presidencial por el Partido Liberal, en la oposición, Horacio Serpa, este asesinato es una muestra más de que 'no hay resultados' en el proceso emprendido por el presidente Andrés Pastrana con la guerrilla.

Personaje popular

La ex ministra era un personaje muy popular en Colombia, donde era conocida por el sobrenombre de La Cacica, por haber creado hace treinta años un festival de música popular.

Mientras, en una nueva muestra del punto muerto donde se encuentra el proceso de paz en Colombia, veinticuatro policías desaparecieron ayer en el ataque de la guerrilla de las FARC a la localidad de Almaguer, en el suroeste de Colombia, según indicaron fuentes oficiales.

La toma de la localidad fue por la mañana, cuando rebeldes del Frente Arturo Medina de las FARC atacaron con bombonas de gas y otras armas no convencionales Almaguer, a más de 830 kilómetros al suroeste de Bogotá, precisaron portavoces del Ejército colombiano.

Al parecer, y según los primeros informes militares, los policías fueron secuestrados y varios de ellos estarían heridos. Tras el ataque rebelde, tropas de la III Brigada del Ejército lograron desactivar varios campos minados colocados por los guerrilleros para impedir el paso de los militares, que finalmente tomaron el control de Almaguer.

Las mismas fuentes confirmaron que las torres de electricidad y varias viviendas quedaron destruidas, pero no se informó de víctimas mortales.

En un intento de reactivar el proceso de paz, el aspirante liberal a la presidencia, Horacio Serpa, trató de llegar el pasado sábado, con unos diez mil simpatizantes, a la zona neutral establecida en 1998 para las negociaciones.

Sin embargo, la marcha fue obligada a detenerse después de que guerrilleros, fuertemente armados, minaran la ruta.

La fallida marcha demostró que la extensa área desmilitarizada es en realidad un territorio dominado por el grupo armado. 'Es inaudito', se quejó Serpa, uno de los favoritos para ganar las elecciones presidenciales de mayo próximo en sustitución del conservador Andrés Pastrana, que lo derrotó en los comicios de 1998.

El bloqueo de la marcha de Serpa fue calificado por Pastrana como 'grave para el proceso de paz' con la guerrilla más grande y antigua del país.

Diário de Notícias - Segunda Feira 1 de Outubro de 2001

Antiga ministra assassinada pela guerrilha na Colômbia

Consuelo Araujo Noguera, antiga ministra da Cultura colombiana, cujo corpo foi ontem encontrado nas montanhas do Norte do país, foi obrigada pela guerrilha a vestir-se com um uniforme camuflado, anunciaram fontes do exército.

O porta-voz do exército colombiano disse que a mulher do procurador-geral da Colômbia, Edgardo Maya, vestia um "camuflado", uma roupa de uso exclusivo das forças militares.

O mesmo responsável sublinhou que Consuelo Araujo Noguera morreu devido a um tiro na cabeça, por rebeldes que a tinham como refém.

A antiga ministra da Cultura tinha sido sequestrada na segunda-feira, juntamente com outras vinte pessoas, durante uma operação stop feita por guerrilheiros das Forças Armadas Revolucionárias da Colômbia (FARC) perto da cidade de Valledupar, cerca de 700 quilómetros a nordeste de Bogotá.

Os guerrilheiros libertaram 13 reféns no mesmo dia e os outros sete no dia seguinte.

Clarín - Lunes 1 de octubre de 2001

Hallan asesinada en Colombia
a una ex ministra que estaba secuestrada

Era Consuelo Araujo, esposa del procurador general del país. Ocupó la cartera de Cultura. Su cuerpo fue hallado por militares en la selva. Había sido secuestrada por las FARC hace 13 días. Culpan a ese grupo por el crimen.

Bogotá. AP, ANSA y EFE.

La ex ministra de Cultura y esposa del procurador general de Colombia, Consuelo Araujo, quien estaba secuestrada por las FARC desde hacía dos semanas, fue asesinada en circunstancias aún poco claras y su cuerpo fue encontrado ayer por una patrulla militar que la buscaba.

La noticia provocó conmoción en Colombia, donde era muy respetada, y amenaza con provocar un daño mortal al diálogo de paz entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno.

Tras conocerse el asesinato, varias voces apuntaron contra esa organización rebelde, la mayor del país, aunque hasta ayer la guerrilla no había aclarado su posición ante el hecho.

El cadáver de la mujer, que presentaba dos impactos de bala en la cara, fue encontrado por soldados en un barranco en la Sierra Nevada de Santa Marta, cerca de la ciudad de Valledupar, ubicada a 660 kilómetros al norte de la capital, dijo el coronel José Mahecha.

La ex ministra y otras veintinueve personas habían sido secuestradas el 17 de setiembre pasado por las FARC, cuando la mujer regresaba de asistir a una reunión en un pueblo cercano a la localidad rural de Valledupar, de alrededor de 200 mil habitantes, en el norte colombiano.

Dieciséis personas quedaron en libertad la noche del secuestro y otras siete fueron rescatadas dos días después en una zona rural cercana a Valledupar por el Ejército. Se ignora la suerte del resto de los rehenes.

El sábado por la noche, las tropas que seguían el rastro de los secuestrados encontraron la pista de los rebeldes en un paraje llamado La Neverita. Inmediatamente se tendió un cerco militar.

Según cuatro personas que fueron liberadas el sábado en ese operativo, la ex ministra de Cultura, exhausta por la caminata, se tiró al piso y se negó a seguir caminando. En ese instante los rebeldes la ejecutaron. Un oficial también reveló que otra mujer que estaba junto al grupo de secuestrados fue hallada en un barranco en grave estado de salud.

El procurador Edgardo Maya reconoció ayer el cadáver de su esposa, que estaba vestido con un uniforme verde de camuflaje. Dos mujeres amigas de la ex ministra que lograron ser rescatadas no han suministrado informaciones a la prensa.

Las dos personas serán testigos en la investigación que se iniciará en la Procuraduría y la Fiscalía General para establecer los móviles del caso y determinar quiénes asesinaron a la ex ministra, que ocupó la cartera de Cultura en el gobierno de Andrés Pastrana entre julio del 2000 y junio de 2001, dijo un vocero de la familia.

El cuerpo de Araujo fue recuperado ayer mediante el concurso de helicópteros. La ex ministra, de 62 años y esposa del procurador general de la República, Edgardo Maya, era una figura popular y amiga del Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez.

El asesinato ha conmocionado al país. Candidatos presidenciales, dirigentes empresariales y personalidades del mundo de la cultura han repudiado el crimen.

Además, se plantea un nuevo reto al proceso de paz iniciado por el presidente Andrés Pastrana con las FARC, a las que el sobrino de Consuelo Araujo -como otros sectores políticos- no duda en responsabilizar por el crimen.

"Las FARC están burlándose de las esperanzas de los colombianos en una solución negociada al conflicto", dijo el congresista liberal Alvaro Araujo.

El sábado, rebeldes armados bloquearon una marcha pacífica del candidato presidencial Horacio Serpa, que lidera las encuestas, hacia la zona de distensión que fue cedida a las FARC en el sur del país.

El presidente Pastrana, que abrió los diálogos con las FARC, rechazó la actitud de los guerrilleros y convocó a una reunión urgente del Frente Común por la Paz, que agrupa a las fuerzas políticas con representación parlamentaria.

"Con su actitud, las FARC están poniendo en duda su palabra y deseo de paz", dijo Pastrana antes de conocerse el descubrimiento del cuerpo de Araujo.

En Valledupar, de donde era oriunda la ex ministra, cientos de personas se agolparon afuera de su casa para expresar su dolor por el asesinato.

La Jornada - LUNES 1º OCTUBRE 2001

Exigen liberar a integrantes del Sinn Feinn detenidos en Colombia

Anuncia Pastrana que revaluará el proceso de paz,
tras homicidio de ex ministra de Cultura

Militares encontraron el cadáver de Consuelo Araujo con dos impactos de bala

AP

Santafe de Bogota, 30 de septiembre. El presidente colombiano Andrés Pastrana anunció que revaluará el proceso de paz que impulsa con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), tras el asesinato de la ex ministra de Cultura Consuelo Araujo y la negativa de los rebeldes a permitir el ingreso de un candidato presidencial a la zona bajo su control.

"He decidido revaluar el proceso de paz en su conjunto con la certeza de que el dolor de los colombianos y el hastío por la violencia no caerá en el vacío", expresó Pastrana este domingo en un discurso transmitido por televisión.

Afirmó que "el país ha sido notificado por parte de las FARC, a través de sus acciones desafiantes, de su empeño en desacreditar una solución política al conflicto".

Pastrana calificó el asesinato de Araujo como un "acto vil y cobarde" que merece el repudio de todos los colombianos.

El presidente tomó esta decisión luego de reunirse con el Frente Común por la Paz, que agrupa a fuerzas políticas con representación parlamentaria, incluidos varios candidatos presidenciales.

Previamente, Pastrana presidió una sesión del Consejo Nacional de Seguridad con altos mandos militares y policiacos.

El alto comisionado para la Paz, Camilo Gómez, leyó un comunicado del Frente Común en el que estima que los últimos hechos de violencia cometidos por la guerrilla "han puesto en riesgo" las negociaciones iniciadas hace tres años.

"Las FARC, con su actitud intolerante y actos desafiantes, han puesto en peligro el proceso de paz", dijo Gómez después del discurso del presidente.

Aunque ni Pastrana ni el comisionado explicaron lo que significa revaluar el proceso, el dirigente del Partido Liberal, Luis Guillermo Vélez, adelantó al salir de la reunión del Frente Común que el gobierno podría exigir a los rebeldes acatar una propuesta de tregua de seis meses que les presentó a las partes una comisión de notables la semana pasada.

El anuncio se da una semana antes de que Andrés Pastrana decida si extiende o no la vigencia del área desmilitarizada en el sur del país, que se otorgó a las FARC a finales de 1998 para adelantar los diálogos de paz.

La zona, de 42 mil kilómetros cuadrados -el tamaño de Suiza-, es objeto de cuestionamientos, ya que ahí la guerrilla mantiene personas secuestradas y entrena rebeldes para realizar acciones armadas en todo el país, según denuncias.

El ejército encontró anoche el cadáver de la ex ministra de Cultura y esposa del procurador general, Edgardo Maya, con dos impactos de bala.

Consuelo Araujo fue secuestrada hace una semana, en una acción atribuida a las FARC y condenada por todos los sectores políticos.

La candidata presidencial independiente de origen conservador, Noemí Sanpin, manifestó su "tremendo dolor" por la muerte de su amiga y pidió "la suspensión del proceso de paz con las FARC.

El candidato liberal Horacio Serpa, a quien las FARC impidieron viajar a la zona de despeje, calificó el crimen como "un atropello inaudito" y expresó que es necesario replantear el proceso de paz.

Por otra parte, varios dirigentes del Sinn Feinn, brazo político del Ejército Republicano Irlandés, pidieron la inmediata liberación de tres presuntos integrantes del grupo armado detenidos en Colombia bajo acusaciones de entrenar a las FARC.

"Conozco a esos hombres. Son republicanos (irlandeses) que apoyan el proceso de paz (en Irlanda del Norte) y han explicado por qué estaban en Colombia", manifestó Gerry Kelly, integrante del Sinn Feinn.